LA CASA Y FÁBRICA DE LUZ, solo su nombre tiene encanto. Un hogar que produce de manera sostenible no solo energía hidráulica sino vida.
Sarah y Simón junto a sus pequeños vieron el potencial y la magia que existe en nuestra tierra, concretamente en la antigua central hidroeléctrica del Martinete (San Nicolás del Puerto) y abandonaron todo para formar parte de la historia de nuestra sierra.
Sus ganas, su energía y esa visión regeneradora de salir de un sistema destructivo en el que hoy el mundo se ve sumergido, hacen de su proyecto un ejemplo a seguir.
Ayer junto a Fundación Savia y Ecovalia nos mostraron todo lo que ese lugar esconde y como a través de su experiencia (economista y biólogo dedicado a gestionar proyectos de investigación y desarrollo ) con la implicación directa de toda la población harán de la central un lugar lleno de historia, de cultura y sobre todo de producción sostenible y local.
El futuro depende de este tipo de iniciativas, no importan ni las fronteras ni los colores, lo importante es lo que nos une y nos hace caminar hacia un nuevo mundo.
Enhorabuena familia, tenéis todo nuestro apoyo.
19961663_862711973877216_429339040637994552_n19990182_862711767210570_3927593394904384784_n19990597_862711907210556_6523912805500667395_n20046563_862711840543896_3545867441901407377_n20108302_862711940543886_2663228039764780343_n

Anuncios